COMODIDAD COMO TENDENCIA TRIUNFADORA

Arrancamos el 2021…

Echando la vista atrás, es mucho lo que hemos aprendido en 2020. A pesar de haber sido un año lleno de tristezas, mundialmente hablando, ha sido un año repleto de añoranza, sentimiento, y sobre todo esperanza, hemos conseguido que las pequeñas cosas cobren un papel más importante en nuestras vidas. Las ganas de vernos, de abrazarnos y más ganas que nunca de querernos. Se nos olvidó sonreír, porque la sonrisa la llevamos tapada.

También ha sido un año lleno de cambios, en muchos ámbitos, empezando por la manera de relacionarnos hasta grandes cambios en la forma de vestir.

Uno de los grandes cambios en este 2020, ha sido indudablemente, el sector textil. El año pasado se paralizó gran parte de la industria mundial para la creación de una nueva prenda, de la que hablamos en el post anterior, nuestra gran compañera la Mascarilla o Tapabocas.

 

Mascarillas Tendencia en MiCatwalk Shop



La moda, siempre gira en torno a la necesidad de las personas, normalmente una colección que sale a la venta en 2020 ha sido diseñada y llevada a cabo con mucha antelación. Imaginaros lo que han cambiado nuestras necesidades en cuestión de un año… Hoy por hoy, la moda ha tenido que dar un giro de 360º. Nuestras necesidades cambian.

Las tendencias se basan en esto, en crear prendas con las que sentirse a gusto. Y este año queremos empezarlo cómodas.

¿DE QUE MANERA HA INFLUIDO LA PANDEMIA EN NUESTRA VIDA COTIDIANA?

En un momento extremadamente complejo, las opiniones son muy diversas: las hay pesimistas y las hay más esperanzadoras, pero entre ellas predomina que nuestra sociedad será más solidaria, o debería serlo, y que la política se renovará de verdad, o así debería ser. Una impresión, sin embargo, es generalizada; Estamos en términos históricos, en un punto de inflexión, en una curva cerrada al final del camino.

El escritor Fernando Aramburu define de forma gráfica ese cambio “Ahora mismo ya se percibe la poca importancia que empieza a tener lo que ayer nos deslumbraba” ¿Qué quiere decir con esto? Yendo al rey de los ejemplos, hace un año nos asustaba pensar que íbamos a estar 3 meses sin salir de casa, solo para lo indispensable, comprar comida. Hoy es un problema añadido a nuestra cotidianidad. Lo usamos hasta de excusa.

El ser humano se adapta a todo, es versátil. Un día nos quejamos, pero al otro nos viene bien, es indeciso por naturaleza. Como bien decía un anuncio de televisión ‘El ser humano es extraordinario’.

NUESTROS OUTFITS TAMBIEN HAN CAMBIADO

 

Ropa Cómoda para el confinamiento

 

En este confinamiento la ropa cómoda ha sido la tendencia triunfadora, ‘’La ropa de deporte se ha convertido en ropa de calle’’ (Ángel Vilda, Brain&Beast).

Hace un año nadie podría imaginar, la idea de salir de casa con un pantalón de pijama, y ahora los pantalones deportivos son el mismo patrón. La moda es homogénea. La moda se adapta a corto plazo porque es nuestra forma de identidad.

El impacto del Covid-19 en la moda ha sido innegable. Desde la paralización de pequeñas empresas para la fabricación de mascarillas en plena pandemia, hasta firmas de lujo haciendo donaciones millonarias en busca de una cura.

El calendario de desfiles que, en 2020, se vio terriblemente afectado, especialmente en Milán, donde grandes diseñadores como Giorgio Armani, se vieron obligados a desfilar a puerta cerrada y sin público, algo impensable hace apenas un año.

Los cambios están a la orden del día, así que nos adaptamos a lo que sea.

MI CATWALK SIEMPRE A LA ULTIMA

Aquí en Mi Catwalk queremos formar parte de estos cambios. Siempre intentamos que haya una armonía entre colecciones y este año más que nunca, la gran mayoría de firmas, tienen un valor añadido, que es el bienestar textil y la cantidad de opciones que puede tener una prenda que sea cómoda y de buena calidad.

Firmas como Peace&Chaos, Brave Soul, y otras muchas apuestan por lo que conviene en este futuro incierto que no sabemos nadie hacia dónde va, pero que todos miramos en una única dirección.

Lo que está claro es que este dichoso virus no entiende ni de economía ni de lujos, estamos igual de fastidiados todos. Por eso hay que estar unidos, pensar en el que está al lado, que ya nos cuesta trabajo, y arrimar el hombro tanto que incluso, ahora, nos saludamos con el codo.

Pase lo que pase, en Mi Catwalk queremos adaptarnos a todo y, por aquí, ya hemos empezado.

Tengamos un año lleno de propósitos, metas cumplidas y buenas noticias. Recordemos solo lo bonito del 2020.

EL EQUIPO DE MI CATWALK CON MUCHO AMOR.